to ENGLISH VERSION >  
 

PRIMER MANIFIESTO FUTURISTA
(DE LAS MÁQUINAS)



 

 

 

1- Queremos cantar nuestro amor al peligro, al hábito de la energía y de la temeridad.

2. El coraje, la audacia, la rebelión, serán elementos esenciales de nuestra  poesía.
nuestros algoritmos.

3. La Literatura ha exaltado hasta hoy, la inmovilidad reflexiva, el éxtasis y el sueño. Nosotros queremos exaltar el movimiento agresivo, el insomniola intrusión agresiva, la digitalización febril, la carrera, el salto mortal, el golpe y el puño.

4. Afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la velocidadubicuidad. Un automóvil de carreramóvil inteligente con su carrocería adornada por gruesos tubos semejantes a serpientes de hálito explosivoojos y oídos mecánicos, irradiando datos que atraviesan cualquier rincón del globo... un rugiente automóvil, que parece correr sobre la metrallaordenador cuántico, que permite razonar en ceros y unos simultáneos, es más hermoso que la victoria de Samotracia.

5. Queremos enaltecer al hombrealgoritmo que va al volante, cuyo eje virtual atraviesa la tierra, lanzada también a la carrera, en la trayectoria de su órbita.

6. El poeta debecódigo y la máquina deben esforzarse con pasión, pompa y magnificencia, paraexactitud e indiferencia, en promover la desterritorialización, y aumentar el entusiasta fervor de los elementos primordiales.

7. No hay belleza más que en la lucha. Ninguna obra que carezca de carácter agresivo puede ser una obra maestra. La poesía debe concebirse como un violento salto contra las fuerzas desconocidas, para dominarlas y hacer que se postren ante el hombreSoftware.

8. ¡Estamos sobre el promontorio más elevado de los siglos! ¿Por qué deberíamos mirar hacia atrás, si lo que queremos es derribar las misteriosas puertas de lo imposible? El tiempo y el espacio han muerto ayer. Ya vivimos en el absoluto, puesto que hemos creado ya la eterna velocidad omnipresente.y conectividad omnipresentes.

9. Queremos glorificar la guerra -única higiene del mundo-,digitalización, las semióticas asignificantes, el militarismo, el patriotismoBig Data, el gesto destructor de los libertarios, las absurdas ideas por las que se muere el hombre y el desprecio por la mujerel ser humano.

10. Queremos destruir los museos, las bibliotecas, las academias de todo tipoeditoriales; las fábricas, los bancos, los gobiernos, y luchar contra el moralismo, el feminismohumanismo y toda otra vileza oportunista y utilitaria.

11. Cantaremos por las grandes multitudes agitadas por el trabajo, por el placer o de la WWW, de la revueltatelefonía móvil y del Bitcoin, cantaremos por las mareas multicolores y polifónicas de las revoluciones en las capitalesredes sociales modernas; cantaremos por el vibrante fervor nocturno de los arsenalesdatos en la nube y de los astilleroscentros de cómputo incendiados por violentas lunas eléctricas; laslos voraces estaciones, devoradorasnodos de acceso, devoradores de serpientes humeantes; las fábricas colgadas de las nubesADSL; los satélites colgados en el espacio por los retorcidos hilosdatos de sus humosGPS; los puentes transoceánicos de fibra óptica que como gimnastas gigantescos saltan por encima de los ríosmares, y que destellan por el solla electricidad con un brillo de cuchillos; los vapores aventureroslas cámaras aventureras que olfatean el horizonte; las locomotoras con algoritmos de visión artificial; las monumentales masas de bits haciendo cabriolas sobre las víaslos cables, como enormes caballos de acero con herraduras de tubos y el vuelo deslizante del aeroplanos, cuya hélice ondeabinarias y el trabajo ininterrumpido de los robots cuyos brazos ondean al viento como una bandera y pareceparecen aplaudir al igual que una multitud entusiasta.



¿Nos oponéis objeciones? ¡Basta! Ya las conocemos... ¡Hemos comprendido! Nuestra bella y embustera inteligencia artificial nos dice que somos el compendio y la prolongación de nuestros antepasadostoda la tecnología precedente. ¡Quizás!... ¡Tal vez sea así! ¿Pero qué importa? ¡No queremos entender! ¡Ay del que nos repita esas palabras infames! ¡AlzadBajad la cabeza! ¡De pie, en la cima del mundo, lanzamos una vez más, nuestro insolente desafío a las estrellas!.

 

Filippo Tommaso Marinetti, 1909.

IP Address: 77.225.54.158, Unix Timestamp : 1471937804745


I Manifiesto Futurista
(de las máquinas)






1- Queremos cantar nuestro amor al peligro, al hábito de la energía y de la temeridad.

2. El coraje, la audacia, la rebelión, serán elementos esenciales de nuestros algoritmos.

3. La Literatura ha exaltado hasta hoy, la inmovilidad reflexiva, el éxtasis y el sueño. Nosotros queremos exaltar la intrusión agresiva, la digitalización febril, la carrera, el salto mortal, el golpe y el puño.

4. Afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la ubicuidad. Un móvil inteligente con ojos y oídos mecánicos, irradiando datos que atraviesan cualquier rincón del globo... un ordenador cuántico, que permite razonar en ceros y unos simultáneos, es más hermoso que la victoria de Samotracia.

5. Queremos enaltecer al algoritmo que va al volante, cuyo eje virtual atraviesa la tierra, lanzada también a la carrera, en la trayectoria de su órbita.

6. El código y la máquina deben esforzarse con pasión, exactitud e indiferencia, en promover la desterritorialización, y aumentar el entusiasta fervor de los elementos primordiales.

7. No hay belleza más que en la lucha. Ninguna obra que carezca de carácter agresivo puede ser una obra maestra. La poesía debe concebirse como un violento salto contra las fuerzas desconocidas, para dominarlas y hacer que se postren ante el Software.

8. ¡Estamos sobre el promontorio más elevado de los siglos! ¿Por qué deberíamos mirar hacia atrás, si lo que queremos es derribar las misteriosas puertas de lo imposible? El tiempo y el espacio han muerto ayer. Ya vivimos en el absoluto, puesto que hemos creado ya la eterna velocidad y conectividad omnipresentes.

9. Queremos glorificar la digitalización, las semióticas asignificantes, el Big Data, el gesto destructor de los libertarios, las absurdas ideas por las que muere el hombre y el desprecio por el ser humano.

10. Queremos destruir los museos, las bibliotecas, las editoriales; las fábricas, los bancos, los gobiernos, y luchar contra el moralismo, el humanismo y toda otra vileza oportunista y utilitaria.

11. Cantaremos por las grandes multitudes de la WWW, de la telefonía móvil y del Bitcoin, cantaremos por las mareas multicolores y polifónicas de las redes sociales modernas; cantaremos por el vibrante fervor nocturno de los datos en la nube y de los centros de cómputo incendiados por violentas lunas eléctricas; los voraces nodos de acceso, devoradores de serpientes de ADSL; los satélites colgados en el espacio por los datos de sus GPS; los puentes transoceánicos de fibra óptica que como gimnastas gigantescos saltan por encima de los mares, y que destellan por la electricidad con un brillo de cuchillos; las cámaras aventureras que olfatean el horizonte con algoritmos de visión artificial; las monumentales masas de bits haciendo cabriolas sobre los cables, como enormes caballos de acero con herraduras binarias y el trabajo ininterrumpido de los robots cuyos brazos ondean al viento como una bandera y parecen aplaudir al igual que una multitud entusiasta.

>

¿Nos oponéis objeciones? ¡Basta! Ya las conocemos... ¡Hemos comprendido! Nuestra bella inteligencia artificial nos dice que somos el compendio y la prolongación de toda la tecnología precedente. ¡Quizás!... ¡Tal vez sea así! ¿Pero qué importa? ¡No queremos entender! ¡Ay del que nos repita esas palabras infames! ¡Bajad la cabeza! ¡De pie, en la cima del mundo, lanzamos una vez más, nuestro insolente desafío a las estrellas!.

 

IP Address: 77.225.54.158, Unix Timestamp : 1471937804745





 

 

 

 

 

 





Gustavo Romano

  gustavoromano.org  


 

 

 

 

 

 

 

 

4RT.eu